viernes, 2 de septiembre de 2011

Botijos



...aquel botijo quedó colgado de la viga de madera de la vieja alfarería como último testigo. Seco del tiempo, servía aún de refugio de arañas...


Ahora calma otra sed...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada